Tips contra el estrés para el regreso a clases | Bebemomentum
Menu & Search
Tips contra el estrés para el regreso a clases

Tips contra el estrés para el regreso a clases

Sufres con el regreso a clases o tu hijo va por primera vez a la escuela? Aquí tips que te ayudarán a pasar esta etapa como toda una profesional.

 

  • Conoce su escuela y el salón: con esto estarás más involucrada en la vida de tu pequeño y entenderás sus anécdotas mejor. Además, estás dando una clara señal de presencia e interés.
  • Acércate al nuevo profesor o profesora: ¿te acuerdas cómo esperabas con ansia saber quién sería tu nuevo maestro? Porque “ay, que me toque fulanita que es divertidísima” o “por fi por fi que no me toque sutano porque es un ogro”. Para el niño es muy importante esta presencia, además de que será tu aliado en su educación.
  • Asegúrate de tener todas las apps y estar en los grupos de WhatsApp adecuados (ni modo, no queda de otra). Esto para estar al corriente de tareas, juntas, y hasta el chisme. Estaría increíble que en los grupos hubiera reglas, pero si no las hay, puedes poner en silencio las notificaciones y escanear los mensajes todas las noches. Hay apps que te ayudan a organizarte, como myHomework Student Planner o iHomework.
  • Entre mamás te veas. Hazte amiga de alguna (o algunas) de las mamás de los compañeritos de tus hijos. Siempre te sacarán de apuro para recogerlos o para cualquier cosa. Además: son tus pares, te entenderán de maravilla en el regreso a clases y durante todo el año.
  • Averigua qué ofrece la escuela. En lugar de ir de un lado a otro buscando clases extracurriculares para los chicos por las tardes, quizá la escuela las ofrece por precios más accesibles (y sin dar tantas vueltas).
  • Haz calendarios de obligaciones que incluyan la escuela. Visualmente tendrán claridad de qué les toca hacer. Puedes comprar uno magnético o bien, ¡hacerlo tú!
  • Establece horarios para usar la tecnología, para ver televisión y para hacer tareas. Desde que inician la escuela, así no habrá sorpresas.
  • Asigna un lugar para el estudio. Ya sea una mesita pequeña o el comedor a tales horas, pero que sea un espacio ventilado, con buena luz y sin distractores.
  • Tengan una rutina: dejar el uniforme y mochila listos antes de dormir (zapatos limpios y todo lo que utilicen), bañarse o acostarse a determinada hora. ¡Y síganla!
  • Haz un calendario de lunch semanal, así sabrás qué preparar y empacar cada día (y no tendrás que ir corriendo al súper a diario). Un tip extra es que los chicos elijan ciertas cosas ¡y ayuden a prepararlas!
  • Pregúntales cómo se sienten. De vez en cuando checa cómo van, emocionalmente hablando. Pero no a la hora de la comida sino en un espacio íntimo con cada uno de tus hijos.

Disfruten esta etapa de regreso a clases, seguramente la extrañarán cuando crezcan (excepto la forrada de útiles, claro).

 

0 Comentarios
Dejar un comentario