Mitos y realidades sobre el uso de los brackets | Bebemomentum
Menu & Search
Mitos y realidades sobre el uso de los brackets

Mitos y realidades sobre el uso de los brackets

Por: Dra. Astrid Lemus, especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilofacial

 Muchas veces como madres nos enfrentamos al desconocimiento de ciertos temas, sobre todo en lo relacionado a la salud de nuestros hijos, al menos que seamos especialistas en algún área. Por ello, la mayoría de nosotras buscamos estar informadas, aunque solemos toparnos con datos que no entendemos y se nos puede dificultar distinguir entre la realidad y los mitos.

A través de este artículo quiero resaltar que es súper importante estar informadas en todos los temas ligados a la salud dental de nuestros niños, sobre todo porque alrededor de ella existen muchos mitos, como es en el caso del uso de brackets.

MITOS

 1. Los brackets deben usarse cuando los niños son grandes

¡Falso! La mejor edad para corregir problemas de tipo esquelético (maxilares o mandíbulas grandes o viceversa) es antes de la pubertad, ya que en este periodo existe la ventaja de que el niño cuenta con un buen potencial de crecimiento de sus huesos, lo que a los ortodoncistas nos da la posibilidad de redireccionar el crecimiento mediante el uso de aparatos ortopédicos o simples aditamentos que ayudan a que los huesos de cara y boca crezcan con proporciones ideales. A esto se le identifica como ORTOPEDIA MAXILOFACIAL, que combina la ortopedia con la ortodoncia y más adelante permitirá el crecimiento facial armónico y un acomodo dental mucho más favorable.

Recuerda que los varones presentan dos años de “retraso” en su crecimiento, lo cual implica una ventaja, porque pueden usar ortopedia quizá hasta los 13 o 14 años. Por el contrario, las niñas requieren esta atención como máximo a los 11 años, debido a que la llegada de su periodo menstrual provoca un cese un su crecimiento.

2. Los brackets modernos no se pueden usar en los niños

¡Otro mito! La ortodoncia evoluciona constantemente y a pasos agigantados, por eso en cada visita con tu ortodoncista asegúrate de que esté certificado en las últimas técnicas y novedades. Por ejemplo, la ortodoncia de autoligado es una de las más modernas y que brindará mejores resultados en el tratamiento de tu hijo. Así que puedes encontrar en ella una opción para corregir mal posiciones dentales desde edad temprana y hacerlo con resultados más rápidos que antes.

3.¿Es mejor esperar a que mi hijo mude todos los dientes para ponerle brackets?

¡Claro que no! Como te comentaba al principio del artículo, la ortodoncia a edad temprana o en dentición mixta (cuando hay dientes primarios y los cuatro incisivos superiores permanentes están presentes en boca) es más eficaz. Los ortodoncistas conocemos este periodo como “etapa del patito feo” y es cuando contamos con mayor facilidad para acomodar los dientes. Por ejemplo, cuando los dientes traen un orden de erupción poco favorable, como cuando el canino no tiene suficiente espacio para bajar y posicionarse en la boca, algo que suele ser bastante común. Aquí contamos con la ventaja de que los huesos de la cara son fáciles de manipular y, por lo tanto, los tratamientos llegan a ser más exitosos.

4.Los adultos no pueden usar brackets

Este punto me encanta porque también hay papás que se preocupan por el cuidado de sus hijos. Acuden con los dentistas para investigar más sobre los problemas de oclusión (mordida) de sus pequeños y argumentan que les urge ponerles brackets antes de que sean grandes y ya no se pueda.

Si bien es cierto que lo ideal es realizar la ortodoncia en edades tempranas —como ya he mencionado— y terminar con un buen aparato o ‘retenedor’ (se usa el tiempo que quieras mantener tus dientes derechos). ¿Qué pasa si no usaste tu retenedor o si tus papás nunca te llevaron al ortodoncista?, ¿estás a tiempo? ¡Claro! La ortodoncia en adultos es igual de importante que para los niños, porque mantener tus dientes derechos no sólo es por estética, sino para obtener una mordida funcional, que permanezca estable por muchos años y te permita conservar tus dientes el resto de tu vida.

Como puedes ver, nadie es demasiado grande ni demasiado chico para llevar brackets.

REALIDADES

 1.El uso de brackets requiere de una mayor higiene y cuidado de los dientes

Algo que debes monitorear en tu niño es que durante el tratamiento de ortodoncia tenga una higiene dental adecuada y puntual, use hilo dental y un cepillo adecuado para ortodoncia, ya que esto garantiza que al retirar los brackets no exista ninguna lesión. La ortodoncia no es sinónimo de generación de caries, por ello es importante tener en cuenta que previo a iniciar el tratamiento con brackets el ortodoncista debe eliminar cualquier lesión de caries que pueda haber, ya que esto sí podría empeorar al retirarlos, generando un pronóstico desfavorable.

Así que no busques más en internet, empieza por leer estos mitos y realidades. ¡Ah!, y no dejes de visitar a los profesionales dentales para que resuelvan tus dudas e inquietudes.

IG

@AstridLemus

FB

@DentalLoftmx

0 Comentarios
Dejar un comentario