Hijo único: ¿en desventaja? | Bebemomentum
Menu & Search
Hijo único: ¿en desventaja?

Hijo único: ¿en desventaja?

Tu hijo único luce solito y a veces te da remordimiento de consciencia… o quizá no, pero no falta quien te diga “ay, está muy solito, ¿para cuándo el hermanito?” Ya sea que sí quieras pero no se ha dado (o aún no es el momento) o de plano no lo desees, a tu hijo único le suceden cosas muy particulares. Claro, no a todos les pasa todo ni aplica para cada niño, pero descubre si el tuyo llena algunas de estas características.

Habilidades sociales

Más allá de ser un solitario, lo más probable es que sea amigo de todo mundo, tenga primos cercanos o bien, se relacione de manera sencilla con los adultos. Aguas: que no caiga en ser un señorcito.

Su autoestima es (más) firme

Que los segundos hermanos… o incluso que los hermanos mayores. Muchas veces no existe mucha comparación con otros niños, lo que en ocasiones los hacen menos competitivos. Aguas: que no se vuelva tirano.

Saben lo que es privacidad

Puede ser que no sean tan buenos para compartir con 50 niños su bolillo, pero saben qué es tener privacidad y la respetan. Aguas: que no se vuelva ermitaño.

Mejor educación

Quizá tenga que ver con que solo tienen que pagar una colegiatura y, entonces, tienen mejores posibilidades de tener una mayor educación. Pero se dicen que tienen mayores logros académicos. Aguas: que no se vuelva snob.

Independencia (si se fomenta)

Si juegas bien tus cartas y no conviertes en deber tuyo el entretenerlo, puede ser que se vuelva una persona independiente. Aguas: que no se vuelva intolerante.

Muy sensibles

…ante la crítica. La verdad es que no es exclusivo del hijo único, pero es probable que sepa menos lo que es la crítica cuando no se compara con nadie. Aguas: que no se sienta el centro del universo.

Estrés a todo

Puede ser que se exijan mucho a sí mismos porque todo el tiempo son foco de atención, lo que podría generar estrés alto. Aguas: que no se vuelva poco tolerante a la frustración.

 Creatividad máxima

Si les permites que jueguen solos y se aburran, quizá se vuelvan más creativos, pues no tienen quién los entretenga. Aguas: que no pierda contacto con la realidad.

El hijo único no necesariamente tiene un temperamento difícil, es cuestión de saber cuáles son sus virtudes y explotarlas al máximo.

 

0 Comentarios
Dejar un comentario