Estrías: enemigas acérrimas | Bebemomentum
Menu & Search
Estrías: enemigas acérrimas

Estrías: enemigas acérrimas

seccembarazoyparto_estrias

Por: Anaid Abud

¿De dónde vienen y qué son?

Las estrías son cicatrices que se forman por un desgarro de las mallas del tejido. Son una consecuencia de la tensión a la que se ve sometida la piel, generalmente debido a un aumento del volumen en el embarazo y la pubertad.

Su forma puede ser rectilínea, curvilínea o zig-zag. La longitud es normalmente de 1 a 2 cm, pero pueden llegar hasta los 5 cm, con 1 cm de ancho. El color varía según el periodo de instauración; las rojizas son las más recientes. Las blancas – anacaradas son las que llevan varios años instauradas.

La piel de las estrías se adelgaza y carece de elasticidad. Su curación dará lugar a la formación de una cicatriz que origina el nombre de estría.

Estrías en el embarazo

En un 90% de los embarazos, las estrías hacen su aparición. En algunos casos son ligeras y desaparecerán con el paso del tiempo, sin embargo hay otras que llegaron para quedarse. Las estrías aparecen generalmente en el vientre, las caderas, los muslos y los senos.

Durante el embarazo la piel se ve sometida a cambios repentinos, tanto hormonales como físicos. Esta sobredosis hormonal fisiológica, tiene algunas consecuencias como: retención de líquidos y sales, y almacenamiento de grasas, produciendo tensión constante y prolongada sobre la piel. Es en este momento cuando pueden aparecer las indeseables estrías.

La piel está compuesta de 3 capas: la epidermis, la dermis y la hipodermis, y estás a su vez están compuestas de fibras de colágeno y elastina.

Cuando se presenta un desajuste de colágeno y las fibras elásticas se rompen, toda la estructura de sostén de la piel se rompe y la piel  obtiene un aspecto estriado cicatricial.

Se recomienda que desde el inicio del embarazo, empieces a lubricar e hidratar tu piel, en especial los senos, el vientre, los brazos y caderas. La piel bien hidratada y nutrida, conserva mejor su elasticidad y puede resistir mejor los estiramientos.

Estrías postparto

Estas cicatrices pueden presentarse prácticamente en todo el abdomen, pero en mayor cantidad en la región alrededor del ombligo y abdomen bajo.

Cuando se presentan las estrías no existe tratamiento médico para corregirlas. El único tratamiento es la abdominoplastía, la cual consiste en desaparecer una porción de piel, abarcando la piel estriada y dejando una pequeña cicatriz por abajo del ombligo, poco notoria sobre el vello púbico. Las estrías que se encuentran por arriba del ombligo son prácticamente incorregibles.

Pueden presentarse también estrías en los senos y partes laterales de los muslos y para estas no existe tratamiento específico. Se recomienda tratar de no aumentar demasiado de peso y con ello evitar la ruptura de piel.

Tratamiento cosmético para las estrías

Se puede mejorar el aspecto de la piel con productos estimulantes y bioactivantes. En el tratamiento de las estrías hay que ser cautos y realistas. La posibilidad de éxito dependerá tanto de sus dimensiones como de sus características. Los tratamientos estéticos asociados a tratamientos médicos ofrecen buenos resultados disminuyendo y mejorando el tejido. Recuerda que los resultados dependerán de la antigüedad de la estría. Actualmente existen una infinidad de productos para ayudarnos a prevenir o corregir este problema. Prácticamente todas las marcas de belleza cuentan con productos especializados para este mal, que van desde cremas, gels, sprays y hasta tratamientos en cápsula.