¿Y por qué el conejo de Pascua? | Bebemomentum
Menu & Search
¿Y por qué el conejo de Pascua?

¿Y por qué el conejo de Pascua?

Los vemos en todas las películas de Hollywood y cada vez en más escuelas: durante la Pascua se esconden huevos y hay un Conejo travieso que lo hace. Pero, ¿quién ese personaje?

Un huevo y la muerte de Jesús

Tal vez seas de las muchísimas personas que se preguntan qué tiene que ver la Pascua cristiana con un conejo que lleva huevos. En realidad, ambas cosas pueden o no tener relación. ¿Por qué “puede”? Porque parece un poco forzada la historia de que había un conejo en el sepulcro de Jesús cuando resucitó y que fue el único testigo del hallazgo. Para que la gente no estuviera triste (pues él sabía de la resurrección), comenzó a repartir huevos de colores como símbolo de alegría. Por eso el conejo “sale” el Domingo de Resurrección.

El conejo y la primavera

La versión de la celebración de la llegada de la primavera suena un poco más lógica, aunque no se sabe a ciencia cierta cómo empezó todo.

La leyenda cuenta que el famoso “Easter” celebra el florecimiento de la vida, la fertilidad. El conejo era parte de la tradición del norte de Europa pues se relaciona con su gran capacidad de procreación. La diosa sajona asociada con la fertilidad es Ostara o Eostre, que es el origen del nombre Easter, el nombre inglés de la Pascua. Y esto fue antes de la llegada del cristianismo a la zona.

Ya existía la costumbre de decorar huevos con colores en el siglo XVII.

 ¿Huevos escondidos?

Otra leyenda (de Alemania) dice que una mujer era muy pobre y no sabía cómo hacer felices a sus hijos, pues no tenía dinero para comprar dulces. Por eso se le ocurrió decorar huevos y esconderlos. Cuando los niños estaban buscándolos, ven a un conejo por ahí y, entonces, creen que es el pequeño animalito quien en realidad había dejado las sorpresas para ellos. Así, año con año esperaban la llegada del conejo, quien se dice, va por los jardines de los niños con su gran canasta repartiendo golosinas en forma de huevo.

Cierto o no, este conejito parece estar recorriendo más y más jardines mexicanos, ¿lo recibirás tú este año?

0 Comentarios
Dejar un comentario