Diarrea y Vómito | Bebemomentum
Menu & Search
Diarrea y Vómito

Diarrea y Vómito

La principal preocupación en el caso de diarrea y vómito en es la posibilidad de deshidratación.

Al inicio de los síntomas, es imposible saber si se trata de un episodio pasajero, ocasionado por un alimento difícil de digerir o que el cuerpo rechaza, por lo que tendrás que manejarlo en casa. De acuerdo al progreso de los síntomas podrás determinar si es necesario llamar o acudir al médico.

  Qué hacer en caso de diarrea

  • La diarrea puede ser causada por un virus, parásito, bacteria e incluso por un medicamento. Debes anotar su frecuencia y características (como consecuencia y color), y la presencia de fiebre, para que en caso necesario el pediatra pueda determinar la causa.
  • El peligro más importante que corre el niño con diarrea es la deshidratación. Tu trabajo es tratar de evitarla. Utiliza estas medidas:
  • Si el bebé está lactando, ofrécele únicamente leche de pecho, no suero ni té.
  • Si no le das pecho, ofrécele suero (Pedalyte) o bebida hidratante de color claro o transparente. Da de una a dos onzas por cada evacuación líquida.
  • Evita que vomite el líquido (ver la siguiente sección).
  • La segunda tarea es disminuir la cantidad y volumen de las evacuaciones:
  • Disminuye los azúcares de la dieta.
  • Dale una dieta astringente.
  • Si le das pecho, no ingieras azúcar, jugos, refrescos, leche ni dulces.
  • Si toma fórmula, rebájala con agua de arroz (por cada medida de polvo, dos onzas de agua de arroz).
  • Si toma leche de vaca, por cada onza de leche, agrega una onza de agua de arroz.

NO LE DES AZUCARES, MIEL NI JUGOS DE NINGUNA CLASE.

Acude al médico si…

  • Tu hijo presenta señales de deshidratación.
  • Se trata de un bebé menor de un mes.
  • Hay dolor abdominal severo.
  • Evacúa más de ocho veces en ocho horas consecutivas.
  • La diarrea es aguada y el niño ha vomitado fluidos transparentes más de 3 veces.
  • Observas sangre en las heces.
  • Está muy adormilado, llorón, irritable, mareado, tiene dificultad para sostenerse en pie.
  • La diarrea dura más de 5 días.
  • La fiebre supera los 39 grados Centígrados.

SEÑALES DE DESHIDRATACION

Llanto sin lágrimas, mollera hundida, ojos hundidos, lengua seca, ausencia de orina, decaimiento, dificultad para sostener la cabeza.

Qué hacer en caso de vómito

  • Cuando hay vómito y diarrea, la prioridad es controlar el vómito. El vómito puede ser causado por múltiples enfermedades, que van desde un simple virus hasta una meningitis. Si las medidas que se señalan a continuación no lo detienen, lleva al niño al médico:
  • Pedialyte o bebida rehidratante, por ejemplo Gatorade. Dásela con gotero, jeringa o cucharita, a razón de 1 a 2 ml. cada 20 segundos en el lapso de una hora. Esta medida pretende anular las ondas anormales del intestino, que están provocando el vómito, a la vez que se rehidrata al niño. Suspende los alimentos sólidos durante dos horas.
  • Después de una hora, sigue dando la solución rehidratante muy lentamente, a razón de una onza por evacuación líquida (si tiene diarrea).
  • Después de dos horas de ayuno, puedes reiniciar los alimentos, en forma de dieta blanda (no alimentos fritos, picosos, irritantes).
  • No le des al niño ningún alimento por dos horas.
  • Si el vómito está acompañado por fiebre, debe controlarse con medicamento vía rectal (supositorio), en caso de que no haya diarrea, y mediante baños en tina con agua a temperatura del ambiente.
  • Mientras se controla el vómito, interrumpe todos los medicamentos que el niño esté tomando vía oral (para esta u otra enfermedad). Reinicia una vez que se controle el vómito.

NOTA. Es importante que el color del líquido rehidratante sea claro o transparente, pues el médico requiere saber si el vómito contiene sangre o bilis.

Medicamentos que controlan el vómito. Estos medicamentos (supositorios, gotas o suspensión) son muy potentes, y sólo deben utilizarse bajo instrucción médica. La sobredosis de estos medicamentos puede ocasionar intoxicación.

Llama al médico si…

  • El vómito continúa y no lo puedes controlar.
  • Se trata de un bebé menor de un mes (excepción: un episodio único de vómito o reflujo).
  • El niño vomita más de 24 horas de forma intermitente (no continua).
  • El color del vómito es amarillo, verde o rojo, u observas sangre.
  • Hay dolor abdominal por más de 4 horas, especialmente si el abdomen está inflamado.
  • La orina es de color amarillo oscuro o las heces de color blanco.
  • El niño actúa o luce mal, está confundido o adormilado.
  • El niño podría haber trabajo un objeto extraño.
  • El niño se golpeó recientemente la cabeza.
  • Hay señales de deshidratación Llanto sin lágrimas, mollera hundida, ojos hundidos, lengua seca, ausencia de orina, decaimiento, dificultad para sostener la cabeza.

NOTA: Todos los padres y cuidadores del bebé deben tomar un curso certificado de primeros auxilios y técnicas de resucitación. Estas instrucciones no son un substituto para ello.

0 Comentarios
Dejar un comentario