Cuida tu matrimonio | Bebemomentum
Menu & Search
Cuida tu matrimonio

Cuida tu matrimonio

 

Se requiere mucha voluntad y esfuerzo para mantener una relación sana y estable. La unión no existe sólo porque hay un papel o sacramento de por medio.   Por Laura Espinosa

No hay una receta mágica que nos garantice la eterna felicidad, pero te damos algunos consejos básicos que ayudarán a mantener una relación estable con tu pareja y a sobrellevar con mayor facilidad los problemas cotidianos.

1) Da tiempo a tu pareja

Un error muy común en muchos matrimonios es que se le da mayor prioridad a los hijos, al trabajo, a la vida social, al dinero, etcétera. Dedica un tiempo para estar a solas con tu pareja, salir juntos a cenar, al cine, a caminar, o bien, para estar en casa.

Revisa el tiempo que ocupas para tu trabajo, tus hijos, y otras actividades, y cuánto tiempo efectivo pasas con tu esposa a solas para convivir y no sólo para discutir temas del hogar y la familia.

2) Acéptense como son

Sin total conciencia, uno puede pasarse mucho tiempo reprochándole al otro que no es como quisiéramos, sobra decir que es un tiempo malgastado. Acepta a tu pareja como es, tanto con sus limitaciones como con sus virtudes.

Por otro lado, recuerda que aprender a conocernos a nosotros mismo nos ayuda no sólo a aceptarnos y elevar nuestra autoestima, al mismo tiempo, aumenta nuestra tolerancia hacia los demás.

3) Decidan juntos

El matrimonio es igual que un equipo, deben ir tras un objetivo en común. Para facilitar esto, todos los miembros deben estar enterados y de acuerdo, de esta forma hay más cooperación y un mejor ambiente. A veces no es fácil coincidir en una misma idea, pero tomar una decisión sin contar con la aprobación del otro crea una grieta en la comunicación y la confianza mutua.

4) Enamórense cada día

El amor se mantiene con los pequeños detalles de todos los días. Alimenta su amor como cuando eran novios y actúa como si no lo dieras por un hecho. Ten cuidado de los pequeños detalles negativos que tienen la capacidad de destruir el amor.

Preocúpate por ofrecer a tu pareja gestos y atenciones que favorezcan la relación y que la harán más gratificante. Pero también evita las malas caras o los reproches innecesarios, ya que deterioran los matrimonios poco a poco.

5) Respeten su individualidad

Todos los seres humanos somos libres y autónomos, pero a veces el amor, la convivencia constante o el egoísmo nos hace pensar que el otro piensa o debe pensar igual que nosotros, querer lo mismo que nosotros, sentir igual que nosotros.

Es importante reconocer que para que nuestra pareja sea realmente plena debe buscar su propia felicidad, cultivando todas las áreas de su vida y eso no significa que no nos ame o que vaya a descuidar al matrimonio y a la familia.