Aceites esenciales: ¿alteran el ánimo? | Bebemomentum
Menu & Search
Aceites esenciales: ¿alteran el ánimo?

Aceites esenciales: ¿alteran el ánimo?

Por: Natalia Fuentes

La aromaterapia como tal surge a principios del siglo XX, cuando se descubre que el uso de aceites esenciales era útil para la relajación, el tratamiento de enfermedades y el alivio de algunos tipos de dolor.

Recientemente se ha descubierto que los aromas juegan un papel básico en el bienestar personal, ya que son parte importante de nuestra percepción sensorial. La aromaterapia es un mundo fascinante y nos ayuda a usar nuestro sentido del olfato para curar y embellecer.

Efectos de los aceites esenciales

La aromaterapia usa los aceites esenciales para mejorar la salud y belleza emocional y física; son altamente concentrados, extraídos de las hierbas, las flores, la resina, frutas, raíces, y de las cáscaras.  En la mayor parte de los casos los aceites esenciales son diluidos antes de ser usados y su propósito es que el cerebro canalice sus efectos para balancear los sistemas del cuerpo.

Los aceites esenciales deben de ser usados en sinergia con tu sentido del aroma.  Si un aroma te gusta es porque existe sinergia entre ese aroma y tu cuerpo en ese momento determinado.  Si un aroma no te gusta es porque tu cuerpo no acepta ese aroma por alguna causa física o emocional.  Nunca uses un aroma que no te gusta porque va a desbalancear tu sistema.

El principal efecto de lal aromaterapia se da en el sentido del olfato. Los receptores olfativos captan los olores y transmiten la información a las áreas del cerebro que controlan las respuestas emocionales y la memoria, así como al hipotálamo (pequeña glándula de la base del cerebro que controla los sistemas corporales internos) y especialmente aquellos implicados en la digestión, la temperatura corporal, la sexualidad y las reacciones de estrés. Así que no dudes en emplear la gran variedad de esencias que existen dentro de la aromaterapia para que en tu casa se respire un ambiente cálido y sano, que ayude a todos los miembros de la familia, empezando por el bebé, a mejorar su estado de ánimo.

Los aceites esenciales más comunes

LAVANDA: es uno de los más versátiles y más usados del mundo, por sus múltiples propiedades tales como: analgésico, antiséptico, desodorante, regulador del sistema nervioso, alivia el estrés, relaja, calma, armoniza, permite aumentar la atención mental.

EUCALIPTO: anima, equilibra, calma y estimula, entre otras cualidades importantes como lo son: refrescante, desodorante, bactericida, antiséptico, vigorizante, expectorante, analgésico, tonificante, realza el estado de ánimo, promueve la concentración.

MENTA: posee múltiples cualidades tales como: antibacteriano, antihongos, antiséptico, desodorizante, recuperante, refrescante y tonificante.

ROMERO: estimulante, descongestionante y analgésico.

SÁNDALO: sedativo, antiséptico, expectorante y antidepresivo.

ROSA: antiséptico, sedativo y antidepresivo.

ÁRBOL DEL TÉ: antiséptico, antimicótico y bactericida.

MANZANILLA: sedativo, antiespasmódico, antiinflamatiorio y antidepresivo.

FLORES DE NARANJA: sedativo, antidepresivo y antiinflamatorio.

HIERBABUENA: antiespasmódico, expectorante y estimulante.

Una vez que hayas decidido utilizar la aromaterapia podrás descubrir sus enormes beneficios, ya que ayuda al cuerpo, la mente y las emociones. Úsala en tu vida diaria y disfruta al lado de tu bebé, dentro de la calidez de tu hogar. 4