5 maneras de desarrollar valores | Bebemomentum
Menu & Search
5 maneras de desarrollar valores

5 maneras de desarrollar valores

Desde muy pequeños, nuestros hijos van aprendiendo valores que les servirán durante toda su vida. El ejemplo es un gran maestro, pero también hay aspectos que nos pueden ayudar para enfocarnos en desarrollar sus futuras pasiones, siempre con una buena ética laboral.

Estos son los cinco básicos de WeWork, comunidad de trabajadores en búsqueda de un equilibrio.

1. Detectar sus “superpoderes”, hobbies y retos

Rebekah Neumann, fundadora de la escuela WeGrow —proyecto educacional que surge a partir de los valores de WeWork—, asegura que “ si dejamos que nuestros hijos exploren lo que les gustaría dedicarse desde pequeños, podríamos romper grandes barreras en términos de potencial humano. Nutrir sus cualidades despierta en ellos una energía y una seguridad para crear, sumamente valiosa para el trabajo.”

Por otra parte, también es importante compartir con ellos los beneficios de tener buena disposición para superar retos y concretar actividades que representen un esfuerzo adicional o que no disfruten, pues esto ayudará a que crezcan libres de frustraciones, a que reconozcan en el error una oportunidad y tener una mejor actitud ante los obstáculos.

2. Predicar con el ejemplo

En WeWork, se recomienda llevar a los hijos de vez en cuando al trabajo para hacerlos parte del universo de sus padres y demostrarles que el trabajo puede ser muy gratificante. Desde muy pequeños, se les puede dar sencillas tareas para permitirles ayudar y a medida que crecen, enseñarles a concretar las tareas correctamente. Los niños podrán dotar de valor al trabajo, mientras que para los adultos también podrá ser una oportunidad de crecimiento.

Los adultos pueden aprender del hecho de que los niños están siempre presentes y curiosos”, explica Neumann. “ Cuando los llevas a un espacio de trabajo, puedes ver su habilidad para poner atención a cada momento, y ser abiertos a los estímulos y curiosos. Ese es el estado en que los adultos deberían existir siempre, así estén en un caminata o en la oficina”.

3. Enseñar la importancia de la responsabilidad

Parte de llevar una vida balanceada entre la vida laboral y la personal es saber que la diversión viene después de cumplir tareas. Esto puede comenzar a instruirse con labores del hogar como recoger la habitación, alimentar a las mascotas, guardar los juguetes o ayudar a doblar ropa limpia, sin hacer distinción de género según las tareas.

Se sugiere mostrarles que los quehaceres del hogar son una responsabilidad compartida como parte de pertenecer a una familia; todos deben ayudar. Esto desarrollará su sentido de pertenencia a una comunidad y de trabajo en equipo. Al terminar sus deberes, siempre es importante reconocer su gran esfuerzo, y cuando lo amerite, recompensarlos de alguna forma.

4. Fomentar el emprendimiento

Algunos niños nacen con el don empresarial e ingenioso. Si los adultos impulsan de manera crítica y positiva este lado de ellos, darán la seguridad a sus hijos de despegar y trabajar aún más duro para conseguir dedicarse a algo que realmente les interesa y tener una mayor satisfacción a corto, mediano y largo plazo.

5. Conectar con lo que aman

Cuando los padres aman su trabajo, conectan con aquello que les apasiona y su trabajo tiene un impacto positivo en el mundo, es tal vez la lección más importante para transmitir a sus hijos. Sin embargo, esta condición no siempre es una realidad para todos los adultos.

“Los niños tienen ideas increíbles y son excelentes para identificar los ‘superpoderes’ de otras personas. Escucharlos puede ayudar a los adultos a encontrar su siguiente carrera”, opina Neumann. “El amor es mucho mejor que el deber. Si algo te apasiona, estarás más comprometido a aprender más sobre eso, que a cuando realizas algo desde un sentido de obligación”.

 

0 Comentarios
Dejar un comentario